Registros de marcas y más

Los mexicanos somos un pueblo muy ingenioso, pero poco innovador. Llevamos siglos creyendo que lo extranjero es siempre mejor. Observa como la mayoría de las marcas, software, maquinaria, equipo o refacciones son importados. Incluso los universitarios se conforman con adaptar, en vez de “inventar”  lo que verdaderamente se requiere en la localidad o segmento de mercado.